Slider[Style1]

Style2

NACIONALES[OneLeft]

INTERNACIONALES[OneRight]

DEPORTES

OPINIÓN

Luiz Inácio Lula da Silva, rodeado de dirigentes del Partido de los Trabajadores y al lado de su novia, Rosangela da Silva (Janja), habla a sus seguidores al salir de la cárcel en la ciudad de Curitiba, capital del estado sureño de Paraná.

SAO PAULO, BRASIL.- Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil, dejó la prisión ayer viernes después de 1 año y 7 meses encarcelado en la sureña ciudad de Curitiba beneficiado por un fallo de la Suprema Corte brasileña, que consideró inconstitucional la prisión de una persona condenada solo en segunda instancia, como es el caso de Lula.
Con un ajustado resultado de 6 votos a 5, el máximo tribunal concluyó el jueves un complejo juicio y alteró una jurisprudencia de 2016 -que permitía el ingreso a la cárcel de un condenado en segunda instancia- al determinar que una pena de prisión solo podrá ejecutarse cuando acabe todo el proceso de apelaciones.
Tras conocer el dictamen de la corte, que podría beneficiar a unos 5.000 presos, los abogados de Lula (2003-2010) solicitaron su inmediata excarcelación y el expresidente, de 74 años, finalmente dejó la cárcel entre gran expectación mediática.
Las principales fechas del periplo judicial de Lula en los últimos 5 años:
2014: 17 marzo.- Estalla la operación “Lava Jato”, la investigación de los desvíos de Petrobras, el mayor escándalo de corrupción de Brasil que salpicó a varios de países latinoamericanos.
2016: 4 marzo.- La Policía obliga a Lula a declarar en una comisaría por sospechas de ocultación de patrimonio y lavado de dinero.
29 julio.- Primera imputación contra Lula por el supuesto intento de comprar el silencio del exdirector de Petrobras Nestor Cerveró.
14 septiembre.- La Fiscalía acusa a Lula de ser el “comandante máximo” de una red de corrupción.
20 septiembre.- El juez Sérgio Moro, actual ministro de Justicia, acepta la denuncia de la Fiscalía contra Lula por corrupción pasiva y lavado de dinero. Le acusa de recibir un apartamento de la constructora OAS a cambio de favores políticos.
19 diciembre.- La Justicia acepta la quinta denuncia contra Lula por corrupción pasiva y lavado de dinero supuestamente por recibir sobornos de la empresa Odebrecht.
2017: 12 julio.- Moro condena a Lula a 9 años y seis meses por corrupción pasiva y lavado de dinero por poseer un apartamento supuestamente recibido a cambio de beneficiar a OAS. Lula se declara precandidato a las elecciones presidenciales.
9 septiembre.- En su séptima imputación, Lula es acusado de recibir sobornos a cambio de prorrogar incentivos fiscales que favorecían a fabricantes de vehículos.
2018: 24 enero.- Un tribunal de segunda instancia eleva la condena de Lula a 12 años y 1 mes de prisión y determina su encarcelamiento tras agotar los recursos en ese órgano.
4 abril.- El Tribunal Supremo rechaza un habeas corpus que intenta aplazar el encarcelamiento de Lula.
5 abril.- El juez Moro dicta un auto de prisión inmediata contra el expresidente.
7 abril.- Lula comienza a cumplir una pena de 12 años y 1 mes de prisión en la sede de la Policía Federal de Curitiba.
12 julio.- Absuelven a Lula del delito de obstrucción a la justicia, una de las siete causas abiertas en su contra, la mayoría de ellas por corrupción.
15 agosto.- El PT desafía a la justicia y registra la candidatura de Lula como candidato, pero la Fiscalía impugna la candidatura.
31 agosto.- El Tribunal Superior Electoral anula la candidatura cuando falta poco más de un mes para la primera vuelta de las elecciones.
28 de octubre.- El ultraderechista Jair Bolsonaro vence en el segundo turno las elecciones presidenciales a Fernando Haddad, el candidato del PT que suplió a Lula.
2019: 6 febrero.- Lula sufre un nuevo revés tras recibir una segunda condena de 12 años y 11 meses de cárcel por los delitos de corrupción y lavado de dinero, determinada por un tribunal de primera instancia.
1 marzo.- La Justicia permite que el expresidente salga por primera vez de la cárcel para asistir al entierro de su nieto de 7 años, quien falleció a causa de una meningitis.
23 abril.- Un tribunal de 3ra instancia decide que Lula debe permanecer preso, pero reduce su pena a 8 años y 10 meses.
11 mayo.- Los abogados de la defensa del expresidente piden a la Justicia que se le conceda el régimen abierto, que le permitiría salir durante el día y permanecer solamente las noches y fines de semana en un establecimiento carcelario o incluso en su domicilio.
24 julio.- Un juez federal retira parte de las acusaciones en el proceso en que Lula es acusado de corrupción, tráfico de influencia, lavado de dinero y asociación ilícita por supuestamente haber favorecido los negocios de Odebrecht en Angola.
7 agosto.- La Justicia ordena su traslado desde Curitiba al Presidio II de Tremembé, en el interior del estado de Sao Paulo, pero el Tribunal Supremo suspende el traslado al presidio paulista por un recurso de la defensa.
23 septiembre.- El expresidente desiste del beneficio de pasar al régimen semiabierto y opta por un pedido de restablecimiento pleno de su libertad.
27 septiembre.- La Fiscalía pide a la Justicia que Lula pase al régimen semiabierto, pero el exmandatario rechaza la posibilidad ofrecida por los fiscales de salir de la cárcel bajo condiciones.
7 noviembre.- La Corte Suprema concluye un complejo juicio y, por 6 votos a 5, decide que la prisión de una persona condenada solamente en segunda instancia es inconstitucional. Esta decisión abre las puertas a la salida del expresidente.
8 noviembre.- Los abogados de Lula piden ante la Justicia su inmediata excarcelación. El exmandatario deja la cárcel después de 1 año y 7 meses y se dirige desde la sureña Curitiba hasta su domicilio, en Sao Bernardo do Campo, en el estado de Sao Paulo.
Supremo le da a Sergio Moro sufre un duro revés
Hoy titular de Justicia y ministro más popular de Brasil, Sérgio Moro digiere un duro revés después de ver este viernes en libertad al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva , a quien había mandado a prisión en 2018 por corrupción en un episodio que conmocionó al país. Moro, de 47 años, se había granjeado su fama de juez implacable desde que tomó el mando de los juicios de la operación “Lava Jato”, que puso entre rejas a centenas de grandes empresarios y políticos, entre ellos Lula, uno de los jefes de Estado más carismáticos de Brasil. Sin embargo, el Supremo de Brasil revocó este jueves la jurisprudencia de 2016, que autorizaba la ejecución de una pena después de que se confirmara en segunda instancia y que permitió que Lula terminara en prisión.
AGENDA.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Haga sus Comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.


Top