Slider[Style1]

Style2

NACIONALES[OneLeft]

INTERNACIONALES[OneRight]

DEPORTES

OPINIÓN


En la historia política dominicana, el denominado y culturalmente conocido “pataleo electoral”, es decir, cuando el perdedor de una contienda por una candidatura no reconoce la derrota alegando ser víctima de un fraude, no ha dado resultados positivos para sus propulsores.
Desde enfrentamientos por la candidatura presidencial del PRD entre Jacobo Majluta y José Francisco Peña Gómez en 1986 y 1989; pasando el choque entre Jacinto Peynado y Eduardo Estrella en el Partido Reformista, en el 203; hasta Leonel Fernández y Gonzalo Castillo en este 2019, estos “pataleos” han dado como resultado la división parcial de estas organizaciones y ambiente de tensión en todos los niveles de la sociedad dominicana.
Por el momento, nadie ha salido airoso de estas batallas pos electorales, de manera que los resultados iniciales siempre se han mantenido y consumados.
PRD: MAESTROS DEL PATALEO.  Las dos veces que Peña Gómez y Majluta se enfrentaron por la candidatura presidencial del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), acarreó una división partidista que se selló en 1990, cuando este último fundó el Partido Revolucionario Independiente (PRI).
Majluta se alzó con la nominación presidencial del PRD (que en ese tiempo era Gobierno) en 1986, victoria que no fue reconocida por el doctor Peña Gómez, al vociferar aquella frase “solo el PRD vence al PRD”.
El resultado de este enfrentamiento devino en la pérdida del poder del Partido del Jacho Prendío ante Joaquín Balaguer, al que muchos analistas descartaran que volviera ser jefe Estado luego de sus cuestionados 12 años de gobierno (1966-1978).
Pero las divisiones en el PRD no quedaron ahí, en el 2003 el entonces presidente Hipólito Mejía modificó la Constitución e impuso la reelección, lo que provocó división en la entidad política y la expulsión de su presidente Hatuey De Camps, quien tuvo que fundar el Partido Revolucionario Social Demócrata.
Para el 2011, la entidad opositora devino en su última gran crisis post-convención, cuando Hipólito Mejía compitió contra Miguel Vargas Maldonado por la nominación presidencial perredeísta. Vargas nunca reconoció la derrota, no se integró a la campaña del 2012.
En aquella ocasión, Mejía se impuso con un 53.60% a Vargas, quien obtuvo un 46.70%, lo que ocasionó enfrentamientos que incidieron en la perdida de las elecciones generales en el 2012. Dos años después, ese partido se dividió definitivamente. Vargas Maldonado se quedó con el PRD, Mejía y todo el liderazgo tradicional fundaron el Partido Revolucionario Moderno (PRM).
HISTORIAL  PRSC. El PRSC tuvo crisis tras elecciones internas tanto en vida y mayormente después de la muerte de su líder, Joaquín Balaguer.
En el 2003 el exvicepresidente Jacinto Peynado y Eduardo Estrella compitieron por la nominación presidencial. Los resultados dieron a Estrella como ganador, Peynado objetó esta victoria al señalar que fue víctima de un “gran fraude”, principalmente en la provincia San Pedro de Macorís.
Este “pataleo” de Peynado incidió de manera directa en la baja votación que obtuvo el PRSC en las elecciones presidencial del 2004, al obtener apenas un 8.65%. Tres años después, en 2007, Estrella compitió nuevamente por la candidatura presidencial del Partido Reformista, en esta ocasión, enfrentó al entonces secretario general de la Liga Municipal Dominicana (LMD), Amable Aristy Castro.

Aristy Castro ganó la contienda partidaria y en esa ocasión, fue Estrella quien recurrió al acostumbrado “pataleo”, alegando que se utilizaron recursos del Estado, a través de la LMD, para derrotarlo. Estrella renunció al PRSC y formó su propio partido: Dominicanos por el Cambio. El resultado: el PRSC sacó un 4% en las elecciones generales del 2008.
¿QUÉ PASARÁ CON LEONEL Y EL PLD. El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) no ha quedado exento a los “pataleos” electorales.
En esta ocasión, el expresidente Leonel Fernández optó por un cuarto período y se enfrentó internamente al exministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, perteneciente a la corriente del presidente Danilo Medina, en unas primarias abiertas organizadas por la Junta Central Electoral (JCE).
Los resultados fueron desfavorables para Fernández, según los informes del organismo electoral, Gonzalo Castillo aventajó al exjefe de Estado 48.72 a 47.29.
Fernández no ha reconocido la derrota, al alegar un fraude en el software del Voto Automatizado. El expresidente ha llevado su lucha hasta el Tribunal Superior Electoral (TSE) para que la JCE se abstenga de proclamar a Castillo como candidato presidencial del PLD.
Leonel Fernández ha reiterado en varias ocasiones que llevará su lucha a todas las instancias que la ley y la Constitución permiten, con la finalidad de demostrar el “fraude” que se fraguó en su contra.
Muchos analistas consideran que esta es la división definitiva del PLD, en el que no se visualiza un punto de retorno, lo que puede acarrear la extinción del partido morado y el ascenso al Estado de una oposición que lleva 15 años fuera del poder.
POR JOEL SURIEL y CARLOS OSI PÉREZ / N DIGITAL

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Haga sus Comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.


Top