Slider[Style1]

Style2

NACIONALES[OneLeft]

INTERNACIONALES[OneRight]

DEPORTES

OPINIÓN


SANTO DOMINGO.-Desde los torneos 2011-2012 y 2012-2013, cuando los Leones del Escogido se coronaron campeones de forma consecutiva, ningún equipo del béisbol profesional dominicano ha logrado establecer lo que en la jerga de este deporte se denomina una “dinastía”, emulando a los gobiernos de los reinos e imperios.
La tendencia a que ningún equipo campeón dominicano establezca dinastía continuó este año con la eliminación de las Águilas Cibaeñas, dueñas actuales de la corona.
Dinastía, para fines del béisbol, se logra cuando un equipo gana varias coronas de forma consecutiva, y se torna en una maquinaria difícil de vencer.
La más conocidas dinastías en el béisbol fueron establecidas por los legendarios Yanquis de Nueva York, que derrotaron a sus competidores en los campeonatos de 1936, 1937, 1938, 1939; posteriormente lo hicieron en 1949, 1950, 1951, 1952 y 1953; asimismo en  1961, 1962; en  1977, 1978; y su más reciente dinastía en los años 1998, 1999, 2000. Todo esto sin contar los años intercalados en lograron coronas hasta sumar sus 27.
En República Dominicana, los Tigres del Licey, las Águilas Cibaeñas y los Leones del Escogido son los únicos que han establecido dinastías, pero desde que los equipos históricamente menos ganadores han logrado fortalecerse, las cosas empezaron a cambiar y luce muy difícil que regresen las dinastías.
Si damos un rápido vistazo, en los años 50 los Leones del Escogido ganaron de corrido las coronas 1955-56, 1956-57 y 1957-58; los Tigres lo hicieron 1969-1970, 1970-71, posteriormente lo lograron de nuevo en los torneos 1972-73 y 1973-74; Águilas ganaron 1975 y 1976, repitieron de corrido en 1978 y 1979; Leones ganaron repitiendo en 1981 y 1982.
A partir de ese momento Tigres del Licey ganaron los tres torneos siguientes 1983, 1984 y 1985, y las Águilas regresaron para ganar 1986 y 1987. Los Leones vendría a establecer su dinastía de tres coronas consecutivas en 1988, 1989 y  1990.
A partir de ese año los campeones se alternaron, hasta que las Águilas hicieron dinastía de nuevo en los torneos 1996, 1997 y 1998. Ganaron de corrido también en los años 2001 y 2001. Desde esa ocasión y hasta pasado el primer lustro de los dos mil Águilas y Tigres alternaron ganando la corona, y no hubo triunfos de corrido para ningún equipo hasta que las Águilas ganaron en 2007 y 2008.
En 2009 ganaron la corona los Tigres; en el 2010 ganaron los Leones después de una larga sequía; en 2011 ganaron los Toros, en 2012 y 2013 ganaron los Leones de corrido; en 2014 los Tigres; en 2015 los Gigantes del Cibao; los Leones en 2016; los Tigres regresaron en 2017, y en 2018 las Águilas Cibaeñas, que acaban de ser eliminadas en la primera fase del torneo 2018-2019 dedicado a Vladímir Guerrero,  inmortal del Salón de la Fama del Béisbol de las Grandes Ligas de los Estados Unidos.
Por número de coronas, el equipo más ganador es el de los Tigres del Licey, con 22 del torneo local y 10 de la Serie del Caribe (compitiendo contra Puerto Rico, México y Venezuela. En los últimos años se ha integrado Cuba),
Le sigue el equipo Águilas Cibaeñas, con 21 coronas locales y 5 de la Serie del Caribe.
Luego Leones del Escogido, con 16 coronas locales y 4 de la Serie del Caribe.
Estrellas Orientales, el equipo que hasta el momento luce favorito para coronarse campeón 2018-2019, tiene 2 coronas locales, al igual que los Toros del Este.
Gigantes del Cibao, la franquicia más joven, cuenta con 1 corona del béisbol local.
Por Gustavo Olivo Peña / Acento.com

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Haga sus Comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.


Top