18 sept. 2018

Trump impone US$200.000 millones de aranceles a China; Europa cree es una locura


WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó la imposición de aranceles del 10 % por valor de 200.000 millones de dólares a productos chinos a partir del próximo 24 de septiembre.
En un comunicado difundido por la Casa Blanca, el mandatario agregó que esos gravámenes aumentarán al 25 % a partir del 1 de enero.
Estos 200.000 millones de dólares en aranceles son el segundo paquete de gravámenes impuesto por Trump contra el gigante asiático después de un primero de 50.000 millones que entró en vigor en junio y al que China respondió con idéntica medida.
Hoy, Trump amenazó con nuevos aranceles en caso de que Pekín adopte pasos similares.
“Si China toma represalias contra nuestros agricultores u otras industrias, inmediatamente iniciaremos la tercera fase, que consiste en aranceles de aproximadamente 267.000 millones en importaciones adicionales”, dijo Trump en el comunicado.
La aprobación de nuevos aranceles llega días antes de que EE.UU. y China inicien un nuevo ciclo de negociaciones comerciales que tendrá lugar el 27 y 28 de septiembre en Washington, según desveló este fin de semana el diario The Wall Street Journal.
Las dos mayores economías del mundo están inmersas desde hace meses en una guerra comercial por los aranceles que EE.UU. está imponiendo a las importaciones chinas.
Trump considera que el déficit comercial de Washington respecto a Pekín, que cifra en 376.000 millones de dólares anuales, es inaceptable y tiene que equilibrarse.
“Con suerte, este problema comercial se resolverá, en último término, por mí y el presidente chino, Xi Jinping, hacia quien tengo un gran respeto y afecto”, afirmó Trump en su comunicado.
En julio, Washington publicó un listado de más de 200 folios en el que detallaba los productos afectados por el paquete de aranceles aprobado ahora, entre los que figuran reactores nucleares, señales de tráfico o componentes para trenes.
Semanas de consultas públicas concluyeron sin embarco con ciertas exenciones, algunas de ellas en beneficio del gigante tecnológico Apple, que compra a empresas chinas algunos de los componentes de sus aparatos electrónicos. EFE
China adoptará contramedidas y pide a EEUU que rectifique a tiempo
Pekín, China (EFE).- El Gobierno chino adoptará contramedidas para salvaguardar sus “intereses legítimos” y espera que Washington vea las consecuencias dañinas de sus acciones y rectifique a tiempo, dijo el Ministerio de Comercio en respuesta a los nuevos aranceles impuestos por EEUU a las importaciones chinas.
En un comunicado, el Ministerio señaló que China lamenta “profundamente” la decisión de EEUU de aplicar una nueva tanda de aranceles a productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares y aseguró que esa medida traerá “nuevas incertidumbres” a las consultas bilaterales.
China se verá obligada a adoptar contramedidas para salvaguardar sus intereses y derechos legítimos, así como el orden del libre comercio global”, se indica en la nota, al añadir que espera que EEUU tenga en consideración las “consecuencias dañinas” de su acción y que rectifique a tiempo con “medidas convincentes”.
La Casa Blanca informó de que EEUU impondrá a partir del 24 de septiembre aranceles del 10 por ciento por valor de 200.000 millones de dólares (171.000 millones de euros) a exportaciones chinas a su mercado.
Tras conocerse la decisión, la Cámara de Comercio de EEUU en China (AmCham China) criticó estas nuevas tarifas y señaló que perjudicarán a las mismas firmas norteamericanas que operan en el gigante asiático.
Por su parte, el vicepresidente de la Comisión Europea responsable de estabilidad financiera, Valdis Dombrovskis, quien se encuentra en China en una visita oficial, dijo que la nueva decisión de EEUU aumentará los riesgos a la baja para la economía.
“Este tipo de conflictos comerciales son un riesgo a la baja para la economía global. Vemos que la disputa se está desarrollando de manera preocupante y creemos que va a tener un impacto negativo”, dijo Dombrovskis en una conferencia del Foro Económico Mundial (el llamado “Davos de Verano”) celebrado en el puerto chino de Tianjin. EFE
Empresas de la UE en China ven aranceles de Trump como “una locura económica”
Pekín, China (EFE).- La Cámara de Comercio de la Unión Europea (UE) en China calificó de “locura económica” la decisión de Estados Unidos de aplicar una nueva tanda de aranceles a bienes chinos importados por valor de 200.000 millones de dólares, a pesar de que comparten su frustración por la falta de reformas.
“Pensamos que lo que está haciendo Estados Unidos ahora mismo es una locura económica. Esto no va a ayudar a afrontar los problemas que hemos identificado ambos, creemos que se necesita más compromiso para resolverlos”, lamentó en rueda de prensa en Pekín Mats Harborn, presidente de la Cámara.
Harborn reconoció que el organismo que preside está “también muy frustrado” por toda la falta de progreso que ha habido en las reformas del país asiático, pero consideró que “es un error decir que no está pasando nada (…), que China ha dejado de hacer reformas”.
Apuntó también que la nueva oleada de aranceles, que entrará en vigor el 24 de septiembre, debe ser entendida como “una táctica de negociación de Donald Trump, quien cree que la vía de negociar es poner unas altas exigencias”, aunque puso en duda que esta estrategia sea eficiente.
El presidente de la Cámara explicó que no se puede presionar a China para que lleve a cabo cambios estructurales de forma rápida y dijo que EEUU “debe tener expectativas realistas de lo que se puede conseguir a corto plazo”.
En cuanto a la esperada respuesta por parte de Pekín, Harborn pidió a China que demuestre responsabilidad.
“Esto es más fácil de decir que de hacer, pero creemos que China debe demostrar responsabilidad (…), debe reiterar las promesas hechas por (el presidente) Xi Jinping en (el foro económico de) Davos hace año y medio” y debe seguir trabajando “en su apertura, reforma y modernización de su ambiente regulatorio”.
Recordó también que es muy “urgente” que Pekín desglose una “agenda de reformas creíble” para las empresas de propiedad estatal y que si tiene problemas para cumplir los plazos debe comunicarlo mejor.
Según una encuesta realizada a 193 de sus miembros, la Cámara anticipa que el resultado de los nuevos aranceles “se magnificará”.
“Más compañías tendrán que reajustar su cadena de proveedores, lo que llevará a más costes inicialmente y a tener que dedicar más tiempo a asegurar la estabilidad”, destacó, y vaticinó también que algunas empresas valorarán la opción de cambiar su sede de operaciones a otro país.
Además, señaló que la medida afectará también a los planes de inversión y expansión de las empresas, lo que provocará un sentimiento negativo y de incertidumbre, que tendrá también consecuencias negativas en los mercados financieros.EFE

SHARE THIS

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.