11 sept. 2018

¿Peligran los puestos de trabajo por las nuevas tecnologías?

SANTO DOMINGO.- A pesar de los beneficios que representan las nuevas tecnologías para la humanidad, existe preocupación sobre la expansión de la inteligencia artificial y la automatización en los puestos de trabajo de las diferentes áreas del mercado laboral.
La premisa del impasse se divide en dos: por un lado están los que fomentan esta nueva tecnología y afirman que con ella se pueden agilizar y eficientizar los procesos de trabajo. Mientras que otros ven en estas herramientas la eliminación y reducción de empleos.
“Muchas empresas que han adoptado la inteligencia artificial para el servicio al cliente, han visto cómo pueden re-definir el propósito de sus ‘call centers’ y utilizarlos para otras tareas”, dice Raúl Roa, ingeniero en inteligencia artificial.
Otros mercados, como el de las empresas de manufacturas, han automatizado sus procesos de trabajo; las empresas de vehículos son un buen ejemplo de este fenómeno.
El Centro Tecnológico de Catalunya, Eurecat, asegura que una de cada diez organizaciones manufactureras tendrá un director de robótica. La Eurecat apunta que en 2015 se vendieron 240,000 robots industriales, lo cual duplica el número del 2012.
Por otra parte, el Instituto Global McKinsey realizó un estudio de dos años en el que concluyó que para el 2030 el 30% del trabajo humano podría ser eliminado; entre 400 y 800 millones de trabajos podrían ser reemplazados por la automatización.
Sin embargo, otras áreas de trabajo podrían generar un mayor aumento en la demanda del mercado. McKinsey asegura que el aumento en el número de la población longeva podría crear entre 50 y 85 millones de nuevos empleos en el área de la salud.
“En 1900, el 41% de la fuerza laboral en Estados Unidos estaba empleada en la agricultura; para el 2000, esa cifra descendió al 2%”, estableció David Autor, profesor del MIT, en su artículo “Por qué hay tantos trabajos todavía? La historia y futuro de la automatización en el trabajo”.
Datos del USA Today apuntan que los puestos de trabajo con bajos salarios son más propensos a ser tomados por algún tipo de inteligencia artificial.
Lori Kletzer afirma en su artículo para la revista de negocios de Harvard “La pregunta con la inteligencia artificial no es si perderemos nuestro trabajo, sino cuánto nos pagarán” establece que el 60% de empleos tiene un 30% de trabajos que pueden ser automatizados.
“La inversión del capital humano debe de estar centrada en producir habilidades que complementen a las tecnologías”, apunta Kletzer como solución a la eliminación de puestos de trabajo.
De igual manera, “la inteligencia artificial no existe para eliminar el toque humano, sino para complementarlo. La motivación es eliminar la necesidad de tener personas haciendo trabajos repetitivos por medio de la automatización y re-orientar los esfuerzos en actividades de mayor valor para los negocios. Un ejemplo tangible, es la entrada manual de data coloquialmente conocida como ‘digitación’ de data”, expresa Roa.
La tendencia del mercado marca una automatización de los procesos productivos y utilización de inteligencia artificial en los trabajos. Las naciones deben iniciar el proceso de capacitación de personal para complementar estas tecnologías y disminuir la probabilidad de pérdidas de empleo.

“RD se puede beneficiar de la inteligencia artificial en varios sectores como el sector financiero, de transporte, de salud, de servicios”

Raúl Roa

Ingeniero en Inteligencia Artificial










Por Carlos Pérez Tejeda / Diario Libre




SHARE THIS

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.