26 sept. 2018

De mensajero a un exitoso bachatero


Todos los días Leonardo Paniagua se levantaba dispuesto a ser el mejor mensajero que tenía en ese momento el Instituto Nacional de Aguas Potables (INAPA).
Esa era su vida, hasta que un día todo cambió. Fue por el año 1972 que su barbero, Danilo Rodríguez, al parecer vio algo en él que no había advertido. Le tendió una “trampa”, y así por casualidad comenzó su contacto con la música, y muy en especial con la bachata, género que todavía hoy representa dignamente.
“Fui a recortarme donde mi barbero y él que cantaba me dijo que me quedara que él invitó a unos músicos para grabar dos temas. Yo medio fresco tomé la guitarra e hice el intento de cantar y tocar la guitarra, a él le gustó lo que escuchó y no se quedó con eso”, cuenta Paniagua, intérprete de grandes éxitos, entre ellos “Chiquitita”.
El siguiente paso era hacer que el disquero Radhamés Aracena, quien en 1964 creó Radio Guarachita, le escuchara. Leonardo no sabía la intención que tenía Danilo, su barbero, pero así fue.
Le pidió que le acompañara a la calle El Conde, donde Aracena tenía su oficina que en horas de la noche funcionaba como estudio. Ese día fue cuando Leonardo se convirtió en bachatero, dejando de lado el traje de mensajero.
“Cuando Danilo terminó de grabar le pidió a Radhamés que me dejara cantar y él accedió. Al escucharme cantando improvizando “Amada Amante”, un tema de moda en el momento, Aracena dijo que no se mueva nadie”, fue cuando Paniagua se había dado cuenta que el disquero que popularizó Radio Guarachicha al son de la bachata, luego de que en 1965 comenzara a operar en la frecuencia 690 AM, le estaba grabando.    
“Pero cómo que usted está grabando si yo no vine a eso. Yo nunca he cantado. Yo soy mensajero en INAPA”, comentó sorprendido de lo que estaba pasando con él, y que cambiaría su vida para siempre.
“Fue cuando terminé el tema de Amada Amante que me dijo que cantara otro, la intención era grabar otro disco conmigo y yo le dije que no sabía nada más, porque yo no era cantante”, esperando a que Leonardo se decidiera a cantar otro tema más para el famoso disquero escucharlo y grabarlo dieron la una de la mañana hasta que lo convenció de entonar otro tema; este, cansado y loco por salir de aquella oficina ubicada en la calle El Conde, accedió.
“De alguna manera él nos tenía como secuestrados; hasta que yo no cantara otro tema más no nos dejaría ir”, recordó Paniagua, quien visitó ayer la redacción de LISTÍN DIARIO.
 Es por todas estas razones que cuenta sobre Radhamés Aracena, dueño de Radio Guarachita y para muchos el padre de la bachata, que siempre estará agradecido del apoyo a este hombre que hizo historia en la radio dominicana.
Tras más de 40 años de carrera, Leonardo no para de trabajar, y asegura que su música sigue sonando con impulso en el Cibao, región que lo ha apoyado desde sus inicios. “El sur nunca ha sido muy de Leonardo, pero el Cibao siempre”.
Hoy día no se arrepiente de haber dejado la mensajería y escuchar al dueño de Radio Guarachita, ya que las cosas han sido diferentes. Tras 40 años de trabajo asegura que el género que representa ha crecido tanto que ha sobrepasado al merengue, contrario a lo que sucedía en sus inicios.
Actualmente se mantiene activo con los éxitos de siempre entre los que se encuentra “Loco por ti”, “Mi secreto”, entre otros.
Con relación a los cambios que ha experimentado la música que interpreta dice estar de acuerdo.
“Estoy de acuerdo con los cambios que ha ido experimentando, los estilos lo hace uno, esto no se aprende, con esto se nace”.

SHARE THIS

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.