16 jul. 2018

NUNCA SERAS PERFECTO


En semanas atrás escribí un artículo llamado el cuerpo perfecto, a propósito de una realidad que nos embarga como sociedad, hoy quiero hablar del tema de la perfección ya que muchas personas viven frustradas por no lograr lo que aparénteme ellos le llaman perfecto, la competencia que se ve cada día en el quehacer de cada persona en los diferentes estratos de nuestra sociedad nos pudieran indicar esa lucha que la gente tiene por ser el mejor en todo lo que  hace se puede convertir en obsesiva.

“Ser perfecto en todo momento” puede ser una tarea interminable e imposible. Cuando los ideales que nos proponemos son demasiado altos, es más difícil alcanzarlos. Sin dudas, esto supone un agotamiento en el plano emocional y psicológico, porque la lucha es con uno mismo, aparecen sentimientos de culpa, de fustigación, por no haber podido ser “excelente” en cada situación. Esto se complica sobre todo cuando uno quiere estar en competencia con el otro o mostrar de lo que eres capaz de hacer.

Hay estudios que indican el alto riesgo que enfrenta un joven o una joven, o cualquier persona que presiona su cerebro, sus emociones, su salud, economía y muchas veces hasta su familia y estabilidad por buscar algo que está por encima de su capacidad de éxito, el hecho de que estamos viviendo en una sociedad en donde la mayoría de los jóvenes están viviendo una vida ficticia y llena de mucha apariencia, lo puedes ver en todas partes del mundo, ya que la gente solo quiere vivir de apariencias.

En la búsqueda de la llamada “perfección”, es preciso moldearse en base a lo que consideramos “deseable” para nosotros mismos, es decir, ser el más querido, el que nunca se equivoca, el elegido, el que obtiene las más altas calificaciones, el que lo hace siempre todo más que bien, etc. Sólo de pensar en ello, parece agotador. Intentar ser “la persona perfecta” de los padres, la pareja, los profesores, el jefe, los amigos y hasta la sociedad es algo que cansa física, emocional y psicológicamente.

Vivir en una competencia por ser el mejor hijo, el que más nota saca , el mejor marido, la mejor novia, amante, empleada, amiga, socia de negocios, la mejor vecina, el mejor filántropo, el alma de la fiesta, el que más pegado esta , el que más amigos y seguidores tiene en las redes, el que mejor organiza la fiesta y le hace la vida alegre a los demás, el que nunca esta triste, solo te carga porque de alguna manera estas olvidando que eres un simple mortal con todas las debilidades que los demás enfrentamos y que no estas hecho de un material especial.

Cuando uno tiene una auto exigencia extrema, casi no logra concentrarse, se mantiene nervioso, ansioso, entonces eso no te permite tener un espacio para el fracaso, los errores y tropezones, lo que en algún momento nos ha pasado a todos y nos pasara, porque estos nos ayudaran a madurar y a perseverar en lo que buscamos, sea que nuestros origen sean de genética muy refinada, de ojos verdes, canelos o azules , o de mulatos, mestizos, negros africanos, o americanos, indios americanos, aborígenes, (indios), entre otros como los sociólogos nos han llamado, no somos perfectos.

Puede que tengas dinero, pero no eres feliz, o que vivas en el país más organizado y rico del mundo, pero no eres perfecto, o que te hagas todas las lipo y cirugías  en tu cuerpo para lucir sexi y esbelt@, que te pongas implantes, que te vuelvan a poner virgen , no eres perfecta o que tengas el hombre que para ti es perfecto,  pero en realidad no lo es, que sea el política/a, empresario más exitoso, famoso, físicamente lindo/a, pero aun así no eres prefecto y siempre habrá algo que te faltara que carecerás de ello y con eso debemos vivir, perfecto solo Dios y ahí radica tu mayor desperfecto haberle dado la espaldas a Él.

Filipenses 3:12
No que ya lo haya alcanzado o que ya haya llegado a ser perfecto, sino que sigo adelante, a fin de poder alcanzar aquello para lo cual también fui alcanzado por Cristo Jesús.
Jorge Wilian Díaz Pérez M.A, es el actual encargado de intervención del Centro de atención integral para la discapacidad CAID, San Juan y Además es pastor evangélico de la iglesia Asamblea de Dios “Cristo el camino de luz” en el mirador norte, detrás del campito, próximo a la unidad de atención primaria del sector.

Facebook: Jorge Wilian Diaz Pérez
E-mail.elministrojoven@hotmail.com
 Jorge Wilian Díaz Pérez M.A, está ofreciendo sus servicios privados en consultorios médicos del Valle, que son: violencia intrafamiliar, intervención en crisis, manejo de duelo, terapia sexual manejo de conflictos, terapia familiar, asistencia pre- matrimonial y matrimonial, asistencia para adolescentes y algo más... Lunes, miércoles y viernes a partir de las 4:00 de la tarde.
 C/ Capotillo # 109 detrás del padre Guido al lado de repuesto elector Víctor, teléfono: tel. 809-794-0214.



SHARE THIS

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.