22 jul. 2018

El G20 debate el panorama económico mundial marcado por la guerra comercial


Los ministros de Finanzas y los titulares de los Bancos Centrales del G20 iniciaron ayer una reunión en Buenos Aires, la tercera de 2018, para debatir junto a líderes de organismos internacionales los "riesgos y oportunidades" de la economía, en un escenario marcado por la guerra comercial de EE.UU.
El encuentro, que se celebra puertas cerradas durante dos jornadas, tiene lugar en el Centro de Exposiciones y Convenciones (CEC) del barrio porteño de Recoleta, y sus pilares temáticos giran en torno al futuro del trabajo y la infraestructura para el desarrollo, prioridades definidas de Argentina, país que ostenta la presidencia anual del G20.

La agenda oficial de ayer sábado comenzó con una discusión sobre los "riesgos y oportunidades" de la economía global y tuvo como nota de color para los asistentes, ya al filo de la noche, una función de tango en el Centro Cultural Kirchner.

La reunión la integran 23 ministros, 14 presidentes de Bancos Centrales y 10 autoridades de organizaciones internacionales, como la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde; el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim y el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi.

Entre las altas autoridades nacionales están el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin; el ministro de Finanzas de China, Liu Kun y el canciller de Hacienda del Reino Unido, Philip Hammond.

Las actividades continuarán hoy domingo, con cuatro sesiones de trabajo que versarán principalmente sobre la tecnología en el sector financiero, el sistema impositivo y la inclusión financiera.

El broche final lo pondrá el presidente argentino, Mauricio Macri, que pronunciará unas palabras ante los participantes.

Si bien no está oficialmente marcado en la agenda divulgada a los medios, se prevé que el debate esté marcado por la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reforzar su política proteccionista mediante la aplicación de aranceles a sus socios comerciales.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, en una rueda de prensa junto al ministro de Hacienda y Finanzas argentino, Nicolás Dujovne, se refirió ayer a esa guerra comercial, que reconoció es objeto de análisis de los congregados, para estudiar el "impacto directo" de las medidas arancelarias.

"No estamos especulando sobre lo que puede venir en un futuro, no especulamos sobre el efecto confianza, esto tiene que ser muy granular e ir muy profundo en cadena de suministros", remarcó Lagarde, quien alertó del "impacto" que esto va a tener en el producto interior bruto global.

Trump aseguró le viernes que está "dispuesto" a imponer aranceles a las importaciones procedentes de China por valor de 500,000 millones de dólares, en la que sería la tercera batería de gravámenes al país asiático en lo que va de año.

Ya esta semana Lagarde dijo en Washington que EE.UU. es "especialmente vulnerable" a la escalada de la guerra comercial, cuyos efectos ya han comenzado a notarse en la "reducción" de los pedidos de exportaciones y la "vacilante confianza" en diversos países.

Las conclusiones del encuentro de Buenos Aires, en el que se busca abordar, según se informó, los temas "más relevantes y urgentes" de la economía, serán enviadas a la Cumbre de Líderes -jefes de Estado y de Gobierno- que se celebrará entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre también en la capital argentina.

La visita de Lagarde al país cobra especial interés después de que a principios de mayo pasado el Gobierno argentino solicitara un crédito de 50,000 millones a ese organismo multilateral para afrontar las consecuencias de la fuerte caída del peso ante el dólar.

Al respecto, la líder del FMI, que auguró una mejora de la economía argentina, mostró un "respeto y aliento muy fuerte" por el "enorme progreso" demostrado por el Ejecutivo de Macri tras llegar a ese acuerdo con el organismo, un programa que Lagarde remarcó velará por cuidar a los más vulnerables reforzando la protección social.

Precisamente ese programa financiero fue el principal objeto de protestas por parte de varios centenares de personas que se congregaron en los alrededores del CEC.

"El FMI viene a hacer lo que hizo en Grecia, recortar todos los derechos, hacer que el pueblo pague, echar a trabajadores estatales", afirmó a Efe Vilma Ripoll, del Movimiento Socialista de los Trabajadores, quien aseguró que Macri "entrega el país" al FMI, y aseguró que "ahora gobierna Lagarde".

El G20 está integrado por 19 países desarrollados y emergentes y la Unión Europea: Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Alemania, Reino Unido, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, India, Indonesia, Italia, Japón, México, República de Corea, Arabia Saudí, Sudáfrica y Turquía.

En Buenos Aires participan también Chile, Países Bajos, Singapur y Suiza, como invitados de Argentina, y España -representada por la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño- que es país invitado permanente. 
Cortes de calles y protestas por G20  
El dispositivo de seguridad por la reunión de ministros de Finanzas del G20 de este fin de semana Buenos Aires, que incluye cortes de calles y desvíos del transporte urbano, está generando fuertes problemas circulatorios en el centro de la ciudad, agravados por las protestas callejeras contra la cita.

Los inconvenientes se intensifican en los alrededores del Centro de Exposiciones y Convenciones de la Ciudad (CEC), ubicado en el barrio de Recoleta, lugar que acogerá los encuentros y donde desde ayer ya se reúnen los conocidos como "deputies" de Finanzas y Bancos Centrales, segundos en la jerarquía de esos organismos, para coordinar la agenda oficial que se tratará el fin de semana.

La Secretaría de Transporte de la capital informó a través de la página web oficial del Gobierno capitalino de las calles que estarán afectadas hasta la noche del domingo 22 con cortes totales o parciales de tramos de la concurrida avenida del Libertador.

También de los desvíos o cancelaciones de paradas de autobuses urbanos.

A esta situación se suman las diversas movilizaciones populares en repulsa de la reunión, en varias zonas de la ciudad, tanto hoy como mañana.

No obstante, partidos y organizaciones sociales de izquierdas han convocado a una marcha para la mañana de este sábado que tendrá como epicentro una protesta a las puertas del CEC.

SHARE THIS

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.