15 jun. 2018

Pamel: De la guitarra a la canción


SANTO DOMINGO.- Pamel Mancebo abrió esa habitación gigante llena de juguetes y entre todos divisó una guitarra, la que se enganchó de una vez y es el instrumento que al final, desde esos primeros años de la niñez, quedó colgado en su corazón y ya de adulto le cambió la vida, permitiendo a la vez tocar otras con sus canciones de amor.
“Siempre me incliné por la guitarra y ya a los doce años la tomé y no la solté más”, comentó Pamel Mancebo en una visita a Listín Diario para invitar a sus seguidores en la capital a disfrutar la noche de este viernes del cierre de su gira acústica, en el Bar Lucía de la Zona Colonial.
En su concierto caben todas las canciones incluidas en sus discos, “Pamel” y “Urgente & necesario”, que entre los dos incluye temas como “Loca”, “No me culpes”, “Tiene que ver contigo”, “La persona equivocada”, “Por mi parte”, “Menor que usted”, “Sencillamente” y otros.
A Pamel le fluyen las letras románticas, las que básicamente compone luego de encontrar la melodía en la que esa eterna compañera, la guitarra, es su guía.
“La guitarra empecé a tocarla solo, de manera empírica, y luego pasé a estudiar con el jazzista Gustavo Rodríguez, con quien estudié armonía, pero mi sueño era ser guitarrista”, relató.
En su adolescencia, a los 16 años, entró a formar parte del grupo de Chichí Peralta y años más tarde con Ilegales de Vladimir Dotel.
“Como a los catorce años entré a tocar en una iglesia, donde Chichí Peralta como dos años después me ve tocando ahí y me llevó para el estudio de grabación”, recordó. En ese grupo permaneció seis años, fue entonces cuando entró con Ilegales, grupo en el que comenzó a “escribir disparates” hasta que un día colgó una canción en Facebook y su historia cambió.

CHISPA DE CANTAUTOR
EL ORIGEN. Pamel estaba cansado de escribir y botar canciones hasta que un día compartió una en Facebook. “Ahí la gente comentó bien, y dije -pues debo grabarla; me metí al estudio”, expresó. “Con él” se tituló ese primer experimento y surgió el gusanillo de escribir y cantar. “Mi sueño era ser guitarrista, pero después la cosa fue cambiando. Gracias a Dios porque ahora me siento más lleno”.
Pamel: “Está fuerte como están escribiendo ahora”
Pamel Mancebo prefiere la permanencia que garantiza la canción de autor, de letras de amor, a la rapidez o pegada que brinda la música urbana, y peor si sus contenidos son vulgares o que pudieran influenciar en la niñez.
“Te confieso que no quiero hacer reguetón para pegarme y aunque me tome más tiempo, no puedo hacer otra cosa que no sea la canción que hago”, fue lo primero que expresó cuando se le preguntó cómo es su relación con el reguetón, el trap, el dembow, el rap o cualquier ritmo urbano.
Luego añadió: “Puedo hacer fusiones y colaboraciones con urbanos, con quien sea, pero yo decir que busco vender eso, no...  lo que hago de corazón es esto, no voy a hacer algo para fingir”.
Al igual que el mexicano Aleks Syntek, Pamel rechaza que la música de letras explícitas sea difundida en las emisoras o en lugares públicos “donde hay niños”.
Para él “es triste” lo que sucede con la lírica de muchas canciones urbanas en República Dominicana.
En su caso, “puedo escribir una canción de amor, erótica, pero hay que buscar una manera diferente de decirlo. Está muy fuerte como lo están diciendo ahora. La verdad que eso no está bien. Lo común no es siempre lo que está bien”.
Lo dejó claro cuando reafirmó que “nunca me verás influenciado por eso que está pasando ahora. Si seguir en la canción a mí me va a significar no estar en número 1, pues no me va a quitar el sueño”.
No obstante, aclaró que no está cerrado a que se difunda la música urbana o ningún género.
Todo lo contrario, su deseo es que suenen todos los géneros musicales para que haya mayor diversidad y elección.
La radio
En su caso, más cercano al género pop, la difusión es poca. Apenas cuatro emisoras, de 90, colocan alguna u otra canción de autor.
“No he precisado tanto de la radio, pero hay varias emisoras que me han abierto las puertas, lo que agradezco mucho. Orgánicamente se ha hecho mucho, falta mucho y vamos a ver cómo la sacamos más nuestra música fuera de aquí”, contó.
Colombia es el primer país en el que visualiza sus sueños de trascender a otros mercados. Ya, junto a su mánager, Lidia Jiminián, tienen una agenda planificada para esos fines.
Aunque su centro musical es la canción de autor, en sus producciones musicales incluye merengue o bachata y en “Urgente & necesario” le tocó el turno al merengue “Yo quisiera”, que promoverá en los próximos meses.
“Siempre he dicho que en mis producciones voy a poner algo de mi país”, indicó tras recordar que en el primero disco incluyó una bachata rosa, un merengue-fusión y un bolero latino.
(+)
PLANES Y DETALLES

FUTURO. “Me gustaría que Andres Cepeda o Pancho Cespedes me escogieran una canción”.
CONTENIDOS.  “La nuestra es la música sin fecha de vencimiento, como dice Pavel. Siempre hay un público que siempre va a estar ahí. y hay mucha gente joven. Eso me dice la verdad de que la música sigue llegando”.
DISCO. Ya está en estudio la grabación bajo la producción de Alex Mansilla.
MADUREZ. A sus 30 años se siente con madurez para enfrentar una nueva etapa en la música. “Desde los 23 estaba asustado que iba para los 30. Soy tan amante a la música que mi vida yo la mido por la música que voy haciendo. Empecé a medir mis cosas por mis discos. Y de verdad que del primero al segundo hay una madurez”.
SENTIR. ”Espero seguir creciendo, madurando y llegando cada vez a más personas. Estoy contento, aunque no conforme, con lo que está pasando”.
GIRA. Pamel cerrará hoy en el Bar Lucía su gira que inició el 15 de marzo y que registró doce conciertos.
LOOK. En el vestir no anda pendiente de la última moda. “Siempre ando en tenis y en botas. No sé que me pasa con los zapatos, no me gustan, solo cuando me pongo traje para algún evento especial”.

Por Ramón Almánzar / Listin Diario

SHARE THIS

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.