19 jun. 2018

Intrigas en el PRM

EN CUATRO ESQUINAS. Tony Raful, como ya se publicó, anduvo por la vieja Europa, inició el recorrido a principio de mes y el viaje lo hizo como presidente del Parlacen. Fue a Rusia y firmó con la Duma un convenio de colaboración. Después estuvo en España y dio una charla en la Feria del Libro de Madrid, ya en condición de escritor. También visitó Roma y suscribió un acuerdo con el Senado romano e igual con el Instituto Italoamericano. Entre una actividad y otra sacó tiempo para hablar de Pedro Henríquez Ureña ante el cuerpo diplomático acreditado, correspondiendo a una invitación de la embajadora Peggy Cabral. Esos compromisos impidieron que asistiera a la Asamblea Nacional de Delegados y juramentara a José Paliza y Carolina Mejía como presidente y secretaria general del PRM, respectivamente. La ausencia de Raful  no creó  problema, ya que José García Ramírez asumió la responsabilidad. Sin embargo, el chisme no dejó escapar la ocasión, y lo tiene a él, como presidente,  y por extensión a los demás miembros de la Convención Nacional Ordinaria, en las peores cuatro esquinas...
QUEMANDO POR ABAJO. La Asamblea Nacional de Delegados  aprobó una resolución que encarga a las nuevas autoridades de las impugnaciones y los conflictos que se originaron en la pasada Convención Nacional Ordinaria. La primera intriga es que el CNO no cumplió con todas y cada una de sus tareas, esa era una, y dejó la encomienda a medio talle. La segunda es que ni José Paliza ni Carolina Mejía pueden ocuparse del problema, pues serían a la vez jueces y partes. Y ellos --al ser electos en la consulta- no deben asumir como árbitro. La tercera es que las dificultades son tantas que les llevará un rato resolver. Y la cuarta es que resulta contraproducente que Paliza y Mejía inicien su período poniendo en riesgo su estima y autoridad, pues los compañeros no se dan por satisfechos fácilmente. Fue un error, para no usar una palabra más dura, que el CNO no hiciera de tribunal de alzada y conociera situaciones que en cierto modo fueron ocasionadas por displicencia o debilidad en los mandos. Estos asuntos no se debaten públicamente, pero por debajo queman como carbón haitiano. La situación es más grave por culpa de Orlando Jorge, quien leyó la lista de vicepresidentes y subsecretarios generales, dándolos por juramentados...
PIFIAS INNECESARIAS. La lectura fue una imprudencia de parte de Orlando Jorge, pues se había acordado no dar la lista y evitar reacciones de los compañeros que todavía alentaban la posibilidad de salir ganadores. La pifia se le carga a la organización. Como también el desplante a los dirigentes que vinieron del exterior, dicen que decenas, que no fueron mencionados y menos juramentados por la Asamblea Nacional de Delegados. Incluso esa falta afecta institucionalmente, pues al no oficializárseles, como era lo debido, las seccionales quedan sin dirección titular. El hecho parece sin importancia, pero sí la tiene, y no solo en el aspecto político, sino también económico. El PRM no cargó con el gasto, cada compañero se compró su pasaje y costeó su estadía.  Vinieron en balde, en cierto modo. No obstante, los perremeístas están mostrando por el momento mucha inteligencia emocional, y no es que pasen por alto situaciones derivadas de la pasada convención, sino que otros asuntos más apremiantes reclaman su atención. Por ejemplo, los seguidores de Hipólito Mejía se saben burlados, pero confían que con su líder en la calle emparejarán la carga. Creerse por creerse no aprovecha en política, pero sí levanta el ánimo, y el ánimo en alto como una bandera no hace milagro, pero mejora el espíritu y alienta en la lucha...
SIN PROPORCION.- La ley interna del PRM, que es réplica de la del PRD, impone la proporcionalidad como regla. En la ocasión de la Convención Nacional Ordinaria entra en juego. Solo que no se respetan sus términos, y los encargados del reparto lo hacen “asigún”.  Por ejemplo, a Jesús -Chu- Vásquez le correspondería el 20 y tanto por ciento que  obtuvo en las votaciones. Sin embargo, los organizadores decidieron dar igual a todos los principales candidatos, y en todos los casos menos del 10 %. Convocaron a discutir el punto, y todos fueron dispuestos a acogerse a ese principio de sana convivencia. Otra frustración, otra política fallida. Cuando pidieron por esa boca advirtieron con dolor que todos los espacios estaban ocupados. “Me gustaría Organización” -“No, Luis quiere que Deligne Ascensión siga en Organización”ó Existe un documento en que Jesús Feris y Geanilda Vásquez intentan halar para su banda y prontamente descubrieron que les habían cortado la cuerda. No tienen derecho más que a las sobras y conviene que se sometan, pues si no, podrían quedarse oliendo donde guisan. Aunque hay un dato interesante. En la distribución del poder interno incluyeron a Andrés Bautista, a quien no debiera tocar nada, pues se retiró días antes de la consulta. El propósito es bueno, aunque difícilmente se dé. Quieren anuencia a cambio de nada...

Por Orlando Gil

SHARE THIS

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.