1 jun. 2018

Canadá y México anuncian aranceles como represalia contra los EE.UU.


Canadá anunció que impondrá aranceles de hasta 16.600 millones de dólares canadienses (12.800 millones de dólares) al aluminio, acero e importaciones estadounidenses.
“Los aranceles estadounidenses sobre el aluminio y el acero son inaceptables. Como hemos dicho, siempre estaremos del lado de nuestros trabajadores, y hoy estamos anunciando medidas de represalia por este ataque a nuestra industria”, escribió el primer ministro Justin Trudeau.
En conferencia de prensa, Trudeau reiteró la declaración.
“Estos aranceles son una afrenta a la asociación de seguridad de larga data entre Canadá y Estados Unidos, y en particular, una afrenta a los miles de canadienses que han luchado y muerto junto a sus hermanos estadounidenses en armas”, dijo, en referencia a la justificación estadounidense de la seguridad nacional para la medida.
“Tenemos que creer que, en algún momento, prevalecerá el sentido común. Pero no vemos señales de eso en esta acción tomada hoy por parte del gobierno estadounidense”, dijo el primer ministro.
Los aranceles canadienses, que según la canciller Chrystia Freeland son proporcionales a los aranceles de Estados Unidos, se aplicarán al acero y aluminio estadounidenses, así como a los productos de consumo desde el 1 de julio.
Estos artículos incluyen yogur, café, azúcar, papel higiénico, veleros, colchones, lavadoras y cortadoras de césped, todo con el objetivo de ejercer presión sobre los principales estados de EE.UU. que más exportan a Canadá.
México “medidas equivalentes”
México anunció lo que describió como “medidas equivalentes” a una variedad de productos agrícolas e industriales de Estados Unidos. Las medidas, que se aplican a productos como piernas de cerdo, manzanas, uvas y queso, así como al acero y otros productos, se mantendrán hasta que el gobierno de EE.UU. elimine sus aranceles, dijo el ministro de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo.
“México lamenta profundamente y reprueba la decisión de los Estados Unidos de imponer estos aranceles a las importaciones de acero y aluminio provenientes de México a partir del 1 de junio, bajo el criterio de seguridad nacional”, dice un comunicado en la página web de la Secretaría de Economía.
La disputa comercial por los aranceles viene después de nueve meses de negociaciones entre Canadá, México y Estados Unidos para modernizar el TLCAN, que se han empantanado.
Washington había otorgado a Canadá y México una exención en las tarifas de los metales para dar tiempo a las partes para negociar con éxito un nuevo acuerdo de libre comercio.
Pero Washington rechazó la última oferta de sus vecinos para aceptar una mayor participación de EE.UU. en la fabricación de automóviles de América del Norte a cambio de que EE. UU. elimine otras demandas polémicas.

SHARE THIS

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.