1 may. 2018

LA POLÍTICA: Números clave de las primarias: con 127 las pasan y con 64 las paran

En la Cámara de Diputados a las primarias abiertas les faltan 31 votos, pues cuenta con 96 y en contra tiene 94
El controversial proyecto de ley de partidos y agrupaciones políticas por la inclusión de primarias abiertas y simultáneas iniciará esta semana su prueba más importante en la Cámara de Diputados a partir del próximo jueves. La propuesta causa divergencias a lo interno y externo de los partidos, incluso en sectores sociales y económicos. Pero ¿quién es quién a la hora de los votos?
La sesión donde se conocerá el proyecto podría considerarse de “vida o muerte” desde el punto de vista político, por lo que es de presumirse que asistirán los 190 diputados que integran el hemiciclo.
En un escenario el número mágico para los que apoyan que los partidos hagan primarias abiertas y simultáneas es 127 votos y para los que prefieren que a los partidos se les permita decidir el método que prefieran, el número mágico es 64 votos. Hasta ahora, los que apoyan primarias abiertas no tienen esa cantidad de votos. La apoyan, 72 del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) (danilistas); tres del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC); seis de los partidos minoritarios; 15 del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), lo que suman 96 votos a favor de esa propuesta y faltarían 31 diputados para alcanzar el número mágico. Los que favorecen que cada partido decida el método son: 34 del PLD (leonelistas), 8 del PRSC; tres de los minoritarios y 49 del Partido Revolucionario Moderno (PRM), lo que suma 94. En ese caso, serían 30 votos más de lo necesario para rechazar la propuesta.
¿Se mantendrán firmes?
En ese grupo de 30 diputados sería el blanco de conquista de los promotores de las primarias abiertas.
La gran duda es si quienes han prometido que rechazarán la ley con primarias abiertas se mantendrán firmes en su postura o si al final serán conquistados por quienes promueven esa propuesta, específicamente el sector de poder en el PLD.
Sobre esa posibilidad han empezado a surgir las dudas específicamente en el lado del opositor PRM, luego que el expresidente Hipólito Mejía, uno de sus principales líderes, declarara que es partidario de primarias abiertas, sin embargo, ha aclarado que acogerá y apoyará la decisión de su partido de rechazar esa modalidad en la ley de partidos.
El vocero del bloque del PRM, Alfredo Pacheco, ha dado garantías de que los diputados del PRM votarán todos en la línea que decidió su partido.
En el caso de los peledeístas que han firmado un documento en el que establecen que no votarán por esa iniciativa porque es inconstitucional, el Comité Político los dejó a la libertad de decidir su voto sobre ese tema.
La experiencia trae dudas
Las experiencias en la Cámara de Diputados y el Senado cuando se trata de leyes controversiales es que los legisladores tienden a cambiar su voto e históricamente se inclinan a favor del presidente de turno. Así ocurrió en el 2020, cuando el entonces presidente Mejía decidió reformar la Constitución que le prohibía repostularse para el periodo siguiente.
El PLD, que estaba en la oposición decidió que sus legisladores votaran en contra de esa reforma, pero varios diputados del PLD desoyeron la línea de su partido y facilitaron que se modificara la Constitución para permitir la reelección de Mejía.
En el 2015, sucedió algo similar. Cuando el Comité Político del PLD decidió someter una modificación al artículo 124 de la Constitución para permitir una nueva repostulación al presidente Medina, un grupo de 16 senadores firmó un documento de rechazo a esa decisión y respaldo a Leonel Fernández. Sin embargo, cuando llegó la hora de la votación, la mayoría de esos legisladores cambió de opinión y decidió apoyar la ley que declaró la necesidad de la reforma. El caso no llegó a la Cámara de Diputados, pues antes la cúpula del PLD firmó un acuerdo para modificar la Constitución que permitió una votación unificada en la Cámara de Diputados y en la sesión de la Asamblea Nacional.
Denuncias de supuestas compras
En el actual contexto, varios diputados han denunciado la supuesta compra de legisladores para lograr que la ley sea aprobada. El diputado Pedro Botello, vicevocero del PRSC, incluso pidió al procurador general de la República que lo cite para darle detalles sobre la supuesta presencia de lo que denomina “hombre del maletín” en los pasillos de la Cámara de Diputados. También dijo que si la Comisión de Disciplina de la Cámara de Diputados lo investiga identificará a los supuestos responsables de la intentar comprar votos “siempre y cuando a mí se me garantice la integridad física”.
2/3 partes de los presentes
La razón por la que el proyecto de ley de partidos políticos necesita 127 votos para aprobarse válidamente es porque se trata de una ley orgánica. El artículo 112 de la Constitución sobre el tema señala: “Las leyes orgánicas son aquellas que por su naturaleza regulan los derechos fundamentales; la estructura y organización de los poderes públicos; la función pública; el régimen electoral; el régimen económico financiero; el presupuesto, planificación e inversión pública; la organización territorial; los procedimientos constitucionales; la seguridad y defensa; las materias expresamente referidas por la Constitución y otras de igual naturaleza. Para su aprobación o modificación requerirán del voto favorable de las dos terceras partes de los presentes en ambas cámaras”. En el Senado el proyecto cumplió con ese requisito al contar con el apoyo de 24 de los 32 senadores.

Por Yanessi Espinal / El Caribe

SHARE THIS

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.