3 nov. 2017

ARTICULO DE OPINIÓN: Familia y escuela una relación necesaria para la mejora del estudiantado



La familia y la escuela son dos contextos muy importantes para el desarrollo del ser humano. La educación de los niños y niñas es una tarea compartida por padres y maestros con el objetivo de educarlos de una manera significativa.

La relación entre padres y docentes debe ser armoniosa para  obtener mejores resultados en el desarrollo biopsicosocial del niño/a. Una buena relación entre estos facilitará en el estudiante su proceso de enseñanza y aprendizaje; por lo tanto, esta relación debe basarse en un clima de confianza, para alcanzar mejores resultados.

La familia y la escuela tienen el objetivo común, que es educar íntegramente a los niños y niñas, es por esto, que debe existir una relación bilateral de confianza, respeto y comprensión entre ambos. Cuando hay buena relación entre la familia y la escuela se genera un clima de seguridad y motivación para el niño/a.





El papel de los padres en la escuela


Los padres son los primeros educadores y juegan un papel determinante en la educación de sus hijos. La participación de estos en la vida escolar parece tener repercusiones positivas, tales como: mejor autoestima y un alto rendimiento escolar.

El papel de los maestros



Nuestro papel como educadores es formar individuos que sean capaces de transformar sus realidades, facilitándole estrategias, técnicas y recursos para estos puedan construir sus conocimientos.

Todas las acciones que el maestro y el orientador realizan en la escuela deben ser reforzadas en la familia, es decir, que la formación académica del niño también es responsabilidad de los padres, de no contar con su apoyo, nos resultara difícil.
Desde mi punto de vista como profesional de la conducta,  recomiendo a los padres lo siguiente:
v  Detenerse a pensar si lo que están buscando vale más que lo que están perdiendo ya que muchos padres están educando a sus hijos en el tener, no en el ser. Lo importante no es inscribirlo en el mejor colegio, con la mejor vestimenta o el mejor juego electrónico, sino dar a nuestros hijos/as una educación en valores para su propio beneficio y de la sociedad.

v   Visite la escuela donde estudian sus hijos e infórmese de la situación en la que este se encuentra. Si mejora la relación familia-escuela usted se beneficiará, puesto que conocerá más a fondo la situación de su hijo. No solo asistir a la escuela solo cuando se presenta una situación problemática que involucre su hijo, sino que deben apoyar a su hijo durante todo el proceso de escolarización y al centro educativo en las diversas actividades que se realizan para obtener un individuo capaz de aportar a la sociedad.


Autora: Arelis Ramírez Pineda

(Psicopedagoga)

SHARE THIS

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.