14 oct. 2017

Discurso de Trump provoca guerra de palabras con Irán

TEHERÁN.— 
La negativa del presidente estadounidense Donald Trump a certificar el acuerdo nuclear con Irán ha provocado una nueva guerra de palabras entre Teherán y Washington.
El discurso de Trump el viernes alimentó la desconfianza creciente hacia Estados Unidos y el sentimiento nacionalista de los iraníes. Sirvió además para unificar a los iraníes de todo el espectro político, incluso a los que intentan debilitar desde adentro el régimen clerical.
El discurso probablemente fortalecerá al sector intransigente, el que insiste que Estados Unidos sigue siendo el “Gran Satán” denunciado por la revolución de 1979 que creó la República Islámica.
“Bajo el acuerdo, se suponía que recibiésemos concesiones, no que teníamos que hacer más concesiones”, dijo el periódico ultraconservador Kayhan.
Funcionarios y medios de prensa iraníes condenaron el sábado las declaraciones de Trump, quien acusó a Irán de violar el espíritu del acuerdo del 2015 y exigió que el Congreso endurezca la ley que gobierna la participación estadounidense en el acuerdo. Trump dijo que no se apresta a sacar a Estados Unidos del acuerdo, pero advirtió que lo haría si no es mejorado.
En un discurso televisado poco después de que Trump hizo su anuncio, el presidente iraní Hassan Ruhani dijo que su país permanecerá en el acuerdo, pero criticó las palabras de Trump, a las que calificó de “maldiciones”.
Ruhani dijo además que Irán continuará produciendo y ensayando misiles balísticos, algo permitido bajo el acuerdo, aunque Washington dice que viola el espíritu.
“Siempre hemos sido determinados y hoy somos más determinados”, dijo Rouhani. “De ahora en adelante redoblaremos nuestros esfuerzos”.
El presidente iraní ofreció además una lista de momentos que mostraron que los iraníes no pueden confiar en Estados Unidos, desde el golpe de estado respaldado por la CIA en 1953 que cimentó al sha Mohammed Reza Pahlevi en el poder.
Al igual que muchos otros en Irán, Ruhani se centró en el hecho de que Trump usó el término Golfo Arábigo para referirse al Golfo Pérsico.
El nombre es un asunto emocional para los iraníes, especialmente en momentos en que los aliados estadounidenses en el golfo y las fuerzas armadas estadounidenses lo están llamando ahora “Golfo Arábigo”. Ruhani incluso dijo que Trump tenía que “estudiar geografía”.
“Todo el mundo sabía que la amistad de Trump estaba a la venta. Ahora sabemos que su geografía también lo está”, dijo en Twitter el canciller Mohammad Javad Zarif.
Sondeos recientes muestran que una mayoría creciente de los iraníes dudan que Estados Unidos vaya a respetar sus obligaciones en el acuerdo nuclear.

SHARE THIS

0 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.